1 - Los Delitos de odio


¿Qué es un delito de odio?
La terminología "delitos de odio" se ha acuñado para definir a una categoría de conductas que presentan como factor significativo y común la presencia de un elemento motivador, el odio y la discriminación.








Los delitos de odio son aquellos incidentes que están dirigidos contra una persona motivados por un prejuicio basado en:

- La discapacidad.
- La raza, origen étnico o país de procedencia.
- La religión o las creencias.
- La orientación e identidad sexual.
- La situación de exclusión social.
- Cualquier otra circunstancia o condición social o personal.


Delitos de odio: El agresor, guiado por el odio, el miedo o la aversión irracionales, elige a la víctima y la ataca por su pertenencia a un determinado colectivo social, según su origen racial o étnico, sexo, religión, opinión, edad, discapacidad, orientación sexual o género.

Delitos de discriminación: atacan el bien jurídico de la igualdad de trato.


Cualquier persona puede ser víctima de un delito de odio, con independencia de que pertenezca al grupo al que va dirigida la hostilidad o prejuicio.

Estas acciones pueden efectuarse contra las personas o la propiedad.

Según el Ministerio del Interior la mayoría de los delitos de odio tienen que ver con la orientación sexual o identidad de género, y recaen por tanto en la población de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales, LGBTI (Informe 2013)

Para acabar con los delitos de odio es fundamental:
- la denuncia por parte de las víctimas, para reducir la percepción social de impunidad
- la implicación de la fiscalía y de las fuerzas de seguridad, que deben de recibir formación específica


Delitos de odio en 2013
Fuente : Ministerio del Interior

El año 2013, las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de 1.172 delitos de odio. La mayoría de ellos (452) tuvieron que ver con la orientación sexual de la víctima. El segundo lugar lo ocuparon los incidentes de racismo y la xenofobia, cuyas agresiones ascendieron a 381 casos. La discapacidad acapara el tercer puesto con 290 delitos. Muy por detrás quedan los incidentes derivados de creencias religiosas, aporofobia (odio al pobre) y el antisemitismo.